Reencuentro con la Alhambra

Esnupi 18 Jul, 2016 En los zapatos de Dorothy, Viajando con Esnupi , , , , , , , , , , , , ,

alhambra esnupiQuiénes tenemos la gran fortuna de haber nacido en Granada o en las cercanías, a veces no somos conscientes de la enorme suerte que atesoramos, porque uno de los monumentos más importante del mundo, literalmente la octava maravilla, La Alhambra, según la votación mundial que se hizo hace pocos años, está a nuestra disposición, 365 días al año, bueno, 366, cada cuatro.

Aún recuerdo mi primera visita, mi primera vez. Fue en época adolescentística y procedente de mi Accitania natal. Cuando supe del viaje, la emoción que sentía radicaba en ser la primera excursión en bus a la capital, para pasar el día, visitar la ciudad, ¡ojo!, teniendo una hora libre, sin control de adultos y en una urbe de verdad. Además de esto, pues estaba visitar una cosa de los árabes, un palacio o fortaleza, o algo así, que se llamaba Alhambra. A priori era la parte que me producía menos excitación… claro está, hasta que llegamos. Mis ojos se llenaron de emoción, porque era algo que superaba con muchas creces cualquier tipo de expectativa… pero sobre todo, mi imaginación se trasladó a aquel momento histórico… Aquí comenzó una relación hipnótica con esta, la octava maravilla del mundo.

A mi regreso busqué mejor para ilustrarme. Quiénes somos analógicos de nacimiento, esa generación a la que el fax nos pareció el más impresionante de los inventos, jamás habAlhambra mujeresríamos podido creer que años después tendríamos algo como internet, con Don Googlee y Doña Wikipedia a nuestra disposición, así que recurríamos a hacer de «dedo de Yanín» y afanarnos en esa búsqueda alfabética. Pero lo más importante, realmente, fue un encuentro interesante con la historia, y el nacimiento de un amor verdadero y para siempre. Descubrí por primera vez  de verdad, que era eso de Al Andalus, aunque reconozco que mi primera visita realmente disfrutada, a la Fortaleza Roja, fue en COU, cuando Pilar Castillo, mi profe de Historia y de Historia del Arte, nos hizo un maravilloso recorrido por la Alhambra, dibujándonos lo que fue aquella época histórica, de resplandor de Granada, en la que sencilla y llanamente, el reino Nazarí, se convirtió en el centro cultural y de desarrollo de las ciencias del mundo…

Desde ahí en adelante, siempre que vuelvo a visitarla, mi cabeza inicia un viaje en el tiempo y me traslada mentalmente a aquella época. Reconozco que sería increíble poder disfrutar de una mirilla mágica que nos  permitiese ser voageres históricos, pero como no es el caso, tiramos de imaginación y nos vemos entre sedas y cojines, sonidos de aguas que se regulan, ojos oscuros que sonríen y celosías que permiten ver el mundo sin ser vistos.

alhambra mujeres2

Han sido un centenar, probablemente, las visitas que he podido hacer al monumento Nazarí. A lo largo de los años me he empeñado en que toda aquella persona que pasara por Granada no dejara de pasear por la historia, conociendo un poquito de esa octava maravilla mundial. Y, pese a haber ido tantas veces, lo que más me gusta de todo, es que cada vez que voy, descubro algo nuevo. Siempre me parece diferente. Siempre descubro rincones nuevos, aunque tenga mis favoritos.

alhambra amigas esnupi

El pasado viernes, hice mi última visita hasta el momento. Visita nocturna. Además con guía de lujo, Rosa Terrones, guía con voz dulce, de descubriendogranada.com, que nos ilustró, con muchas historias dentro de la historia, de esas que cautivan, dibujándonos una imagen en la que podíamos hasta percibir los olores dulces de las especias… Visita especial con amigas y compañeras, disfrutando entre risas y confidencias, de una noche de verano diferente, que comenzó con una «milno» en el Parador, antesala para nuestra vista, y de lo que más tarde íbamos a poder disfrutar.

patio leones mujer post

Hay muchas cosas increíbles que hacer en una Granada que tiene 1002 años… pero sin lugar a dudas, hay que visitar la Alhambra de día y de noche, ya que son experiencias para nuestros sentidos muy diferentes, a ser posible contando con guía para que haga que nuestra experiencia sea más completa, es uno de esos lujos sibaritas, al alcance de cualquiera, con el que hemos de premiarnos, al menos, una vez en nuestra vida.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOMBRE

MAIL

TELEFONO

CUÉNTANOSLO

×